Este artículo también está disponible en: Inglés

La historia de Panamá inicia hace 3 millones de años atrás con el Plioceno. Movimiento de las placas tectónicas de América del Norte y América del Sur causó un delgado puente de tierra que se elevó desde el océano y conecto los dos continentes. El istmo de Panamá permitió que la flora y fauna de norte y sur américa cruce en ambas direcciones. Desde su formación, la historia de Panamá ha sido influenciada por la posición del istmo y su impacto en la migración de las personas, conocimientos y tecnología por las Américas.

Las primeras personas en el continente Americano son clasificadas como Paleo-Indios. Durante el final de los episodios glaciales del último periodo pleistoceno, ellos emigraron desde Asia (Eurasia) a América del Norte sobre un puente de tierra y hielo que existía aproximadamente hace 47,000 to 14,000 años (hoy día el estrecho de Bering). Pequeños grupos de cazadores-recolectores siguieron la migración de animales hacia Alaska y por los corredores sin hielo a lo largo de la costa pacífica hacia norte, centro y sur américa. La evidencia de las primeras actividades humanas en el continente son herramientas de piedra, puntas de flecha y raspadores. En la historia de Panamá, las primeras evidencias de presencia humana encontradas son puntas de flecha de los paleo-indios que datan de 12.000 años atrás.

Luego en la historia de Panamá, la región central del país fue hogar de las culturas Monagrillo, las cuales datan de 4,500 a 3,700 años atrás. Los Monagrillo habitaban en el área que hoy en día es la Península de Azuero y son famosos más que todo por ser una de las primeras culturas en hacer cerámica en las Américas. Ellos evolvieron en poblaciones significativas, hoy día clasificadas como la cultura de Gran Coclé. La Cultura de Gran Coclé es muy reconocido por sus espectaculares sitios de entierro tales como El Caño, que data de los años 500-900 después de Cristo y hermosa cerámica policromada. Además de la cultura de Gran Coclé, los científicos clasifican la cultura de Gran Chiriquí y de Gran Darién en el mismo periodo.

Antes de la llegada de los españoles a Panamá, el país fue habitado por los indios Chibchan, Cocoan y Cueva. Sus atuendos, lenguajes y estilo de vidas esta escasamente documentado y no hay conocimiento exacto del tamaño de la población indígena Pre-colombina de Panamá al principio de la conquista, sin embargo estudios estiman un número alrededor de 200,000. Gracias a las descripciones de exploradores Europeos y de algunos arqueólogos, sabemos que las tribus indígenas de Panamá eran sociedades avanzadas con una gran variedad cultural. Generalmente vivían de la caza y la recolección de frutas y plantas comestibles y también de la siembra de maíz, cacao y tubérculos. Los indígenas ya habían establecido rutas comerciales regionales entre el Norte y Sur América desde mucho antes de la llegada de los españoles. Vivían en chozas cubiertas de pencas y por lo general dormían en hamacas.

La historia de Panamá afirma que Rodrigo de Bastidas fue el primer europeo en reclamar el territorio del Panamá en 1501. La costa de Panamá fue mapeada un año después por Cristóbal Colón, cuando navegó por el caribe desde Honduras, pasando la costa costarricense hasta llegar a Panamá. En este viaje Colón descubrió el rio Chagres y la bahía de Portobelo.

Una de las fechas más importantes de la historia de Panamá es 1513: Año en que Vasco Nuñez de Balboa fue capaz de confirmar la existencia del océano pacifico, hecho que había sido conocido por los indígenas desde mucho antes de la llegada de los españoles. Este descubrimiento establece a Panamá como el istmo del continente americano y fundó su papel como el cruce del viejo y el nuevo mundo.

En 1519, la Ciudad de Panamá fue fundada, siendo la primera ciudad en las costas pacíficas del continente americano. Esta se convirtió en un importante centro para los españoles en el camino a hacia Perú. El oro y la plata de los incas fue enviado desde Perú a la Ciudad de Panamá y luego cruzó el istmo por tierra antes de que fuera enviado por el océano atlántico a España. La ruta que cruza Panamá desde la Ciudad de Panamá a Portobelo fue pronto conocido como Camino Real. Se convirtió en una de las rutas comerciales más importantes de esos tiempos y permaneció así hasta la construcción del primer ferrocarril en la década de 1850. Hoy en día, gran parte del Camino Real se perdió en la densa selva del Parque Nacional Chagres, sin embargo varios proyectos arqueológicos están investigando y recuperando este sendero tan importante para la historia de Panamá. Algunas partes del Camino Real pueden ser visitadas en un tour de un díay para viajeros más aventureros y en buena forma se pueden organizar caminatas de 4 días por el Camino Real.

The following two tabs change content below.

Cubita Tours